Papalote Museo del Niño

Ubicación:

Iztapalapa

Año:

2015

Superficie de construcción:

16,343 m2

Status:

Proyecto

 

Para ser capaces de generar un esquema integral y exitoso contemplamos diferentes factores como el emplazamiento urbano dispuesto para este proyecto, el usuario principal y los objetivos bases del futuro museo.

El entorno urbano inmediato del museo serán las edificaciones y habitaciones circundantes y lo que será la CETRAM constitución 1917 en conjunto con el Centro de Transferencia Modal y Centro Comercial.

La geometría del museo funge como una gran transición en la traza urbana que nace del lenguaje ortogonal rígido de los volúmenes del CETRAM y se va desarrollando hacia el acomodo progresivo y natural de las construcciones aledañas, los volúmenes trapezoidales sobrepuestos rompen la rigidez geométrica de la CETRAM para integrase de forma natural al contexto de la zona.

Los ejes rectores del Museo parten de forma natural, con el puente peatonal que supera la calzada y se integra al conjunto, de norte a sur.

En el eje oriente poniente, con el núcleo de escaleras existente para el centro comercial.

Y girando el paño de fachada del cuerpo con más jerarquía, para lograr una visual del acceso desde la av. Ermita Iztapalapa.

El niño como usuario principal debe estar al control del espacio. Este juego de formas y geometrías simples casi hacen alusión a los juegos lúdicos de bloques de madera apilables.

Estos volúmenes que surgen de una transición que marca la traza urbana resultan formalmente muy familiares, naturales y accesibles a un niño evocando elementos caprichosos en su conformación, pero al mismo tiempo con un orden natural e instintivo.

Estas formas que transitaran entre lo lineal y lo superpuesto, permitirían unificar y articular el esquema planteado en la terminal de transferencia y centro comercial y las zonas perimetrales, asimétricas en sus niveles, formas y materiales; con esto logramos una coherencia de formas entre lo existente y lo planteado en el centro comercial.

El edificio procura alcanzar un entendimiento con el entorno natural, "flotando" e integrándose como si fuera un elemento que nació junto con las casas vecinas; como si siempre hubiera estado ahí. A la vez demuestra síntesis y comunicación de flujos con el edificio del centro comercial, mismo que ya es un elemento proyectado para la ciudad.

La falta de espacios de interacción pública y pulmones ambientales en la delegación nos orillo a generar una gran plaza/jardín público como corazón del edificio que abre sus puertas a los locales y aporta a la comunidad en la cual se emplaza. En todo momento dentro de los espacios de exhibiciones y servicios públicos hay visuales a esta plaza y al contexto urbano inmediato.

Además en las cubiertas de museo, entre los recorridos hay grandes espacios verdes, a diferentes niveles, que forman parte de la experiencia del museo.

Los flujos peatonales y de servicios públicos se integran al nuevo plan haciendo el museo pieza clave de su funcionamiento.

La configuración del edificio intenta armonizar con el entorno caótico y a la vez con orden propio. Un museo que es abrazado por el acontecer urbano de Iztapalapa.

 

Proyecto arquitectónico:

Jaime Micha Balas + Jacobo Micha Mizrahi

Colaboradores:

Diseño:
Ernesto Rossell Zanotelli, Jorge Dominguez Jimenéz, Elihú Vazquez Tinajero Torres, Cesar Lima Guitiérrez, Orlando Barraza Aguayo, Thomas Meier.

Renders:

CG Veron

 

<

1/10

>